Pero... ¿En dónde estoy?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Pero... ¿En dónde estoy?

Mensaje  Azami -薊- el Mar 5 Ago 2014 - 2:48

Oscuridad, de vuelta a la oscuridad de donde pertenecía, donde nació y en donde formó sus primeros pensamientos. Sin tiempo, sin luz; vacía oscuridad que sólo era rota por un par de siseos tristes provocados por las serpientes de un monstruo sin futuro, sin destino. Ese era el Kagerou Daze, un mundo eterno en el que sólo habitaba un ser, uno que nunca logró conseguir respuestas para todas sus preguntas, que jamás logró experimentar todos los sentimientos habidos y por haber en la tierra, que vivió la felicidad por un instante de su vida eterna pero que le fue arrebatado en un parpadeo, sin piedad alguna. Allí estaba ella, el monstruo solitario de tantas historias, fábulas que sólo le enseñaron que el hombre está en la tierra para hacer sufrir a otros sin razón. Bueno, no todos... Nunca se olvidaba de él, quien logró que aquel monstruo cambiara su visión sobre los humanos, pero quien fue su única felicidad, su felicidad arrebatada tanto tiempo atrás. Siempre se escucha la frase hay que darle tiempo al tiempo pero, ¿qué pasa cuando vives atrapada en un mundo sin tiempo? El dolor nunca se iba, no se le puede dar tiempo a algo que por más que uno quiera no tiene tiempo, no existe. Ella no existe


Caminaba en la paz de la nada, únicamente iluminada por grupos de pequeños ojos rojos y los suyos, profundos, eternos y rasgados como los de una serpiente e igual de fríos que dicho reptil. Ella era uno de ellos, le fue difícil reconocerlo pero con el tiempo lo supo; quizás haya modificado su forma con el pasar de los años y del desarrollo de todo lo que había en la tierra, pero las escamas de su rostro siempre le recordaban un atisbo de su origen: las serpientes. Antes había estado un poco más acompañada, sin embargo no era una compañía grata; su serpiente traicionera quien siempre estaba ahí para recordarle sus errores, como lo es haber creado esa abominación que es el Kagerou Daze, el estandarte para quitarle todo el poder que tenía. Pero hace mucho tiempo que ya no estaba, la muy desgraciada se fue para atormentar a a quienes había otorgado los poderes de su reina derrocada y no volvió jamás. «Las serpientes están más inquietas que de costumbre» pensó en una instancia; no sabía cuánto tiempo había pasado desde que envió a su nieta de regreso con los humanos. Allí dentro era imposible saberlo, por lo que tomó valor y se acercó a una de las cientos de serpientes que vivían ahí junto con ella.


—Exijo saber dónde está Kuroha— dijo ella de forma cortante, esperando una respuesta. 

—No lo sé— respondió la serpiente sacando su lengua casi en forma de burla, para luego continuar —Sin embargo, mi Reina Mayor, si no se ha percatado sus serpientes originales han vuelto... Quizás el estandarte ha sido derrocado por su heredera—.



La serpiente tenía razón, se sentía diferente. Quiso asegurarse de que las palabras de la serpiente eran reales y las comenzó a enumerar una a una. Ocultar, engañar, robar, unificar, cautivar, grabar, enfocar, despertar, abrir, favorecer. Todas estaban ahí menos la traidora. Esto la llevó a una interrogante que llenó su mente y su alma de esperanza. ¿Y si intentara destruir el Kagerou Daze y salir por fin? Ahora que había recuperado su poder podía hacerlo. Debía hacerlo. Juntó a todas sus serpientes unificando la mirada y las devolvió a su ser, a donde realmente pertenecían. Algunas intentaron resistirse pero fue inútil, el poder de su ama era indiscutible y no volverían a salir de sí misma por ningún motivo. Hecho esto, concentró todo su poder en un deseo, destruir todo aquello que se había formado en el mundo sin fin. 


Poco a poco el lugar comenzó a derrumbarse y la luz pudo entrar. Ésta fue una de las sensaciones más gratificantes que pudo experimentar a pesar de no saber si era luz del sol, de la luna o de una posible destrucción de sí misma. No le importaba, por lo que continuó rompiendo todo aquello que había creado. Luego de bastante "tiempo" de trabajo, un agujero se abrió cerca de ella bastante extraño. Si se pasaba por detrás de el no parecía haber nada, sin embargo de frente podía verse algo claramente. Cielo, estrellas, la luna llena, entre otras miles de cosas que hace mucho no veía. Sus ojos no podían creerlo; siguió en su labor sin parar hasta que ya era lo suficientemente peligroso quedarse, todo se derrumbaba y desaparecía. Ella se armó de valor y sin más, fue hacia el exterior. Lo que quedó de su mundo sin fin, al momento de sus pies tocar el césped simplemente desapareció, como si nunca hubiera existido.


Todo era muy diferente de cuando había entrado; ni siquiera sabía realmente si era el mismo lugar. No parecía estar la casa que habían construido con el que fue su esposo, tampoco estaba el río. A su vez, el lugar parecía estar lleno de lápidas de diferentes tipos, mausoleos y estatuas; no hacía falta ser muy inteligente para darse cuenta de que había caído en un cementerio pero, ¿en dónde estaba exactamente? Ya estaba muy cansada para llenar su cabeza de tantas interrogantes y el esfuerzo físico a su edad le estaba jugando una muy mala pasada. Pocos minutos de haber caminado por el lugar, recorriendo con sus ojos cada detalle de todo lo que aparecía frente a ellos el agotamiento se hizo presente. Se sentó en los escalones de un mausoleo y siseó lentamente, presa del sueño pero aún completamente alerta. 
avatar
Azami -薊-

Mensajes : 2
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 29/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pero... ¿En dónde estoy?

Mensaje  Undertaker el Mar 5 Ago 2014 - 7:57

*El sonido de los muertos era lo unico que resonaba en ese lugar, por alguna razon, personas muertas caminaban por todo el panteon, sin embargo estas no se fijaron en la chica quien descansaba en las escaleras del mausuleo, pues detener intrusos no eran sus ordenes en ese momento, debian proteger el cementerio, como les habia ordenado su creador y dueño, el sepulturero, sin embargo, al sentir que la chica no era humana, se detenian a verla cada tanto para intentar confirmar si es que no era su objetivo, al ver que no, los muertos siguieron caminando*


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]



*Aquellas no la atacaron ni nada, solo caminaban por todo el panteon*


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Undertaker

Mensajes : 186
Reputación : 25
Fecha de inscripción : 11/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.